modo profesional smartphones

Exprime el modo profesional de la cámara de tu móvil

Si quieres convertirte en un profesional de la fotografía, y sacar el máximo partido a tus imágenes, os voy a dar una serie de consejos con los cuales podrás exprimir al máximo el modo profesional de la cámara de tu móvil.

Modo Profesional vs Automático

Las cámaras de los dispositivos móviles han evolucionado tanto que muchos usuarios han prescindido de las típicas cámaras compactas.

La alta resolución y los sensores con los que cuentan nuestros smartphones son uno de los principales motivos. A esto hay que añadir un gran numero de geniales aplicaciones que nos ayudan a mejorar nuestras fotografías con multitud de efectos, correcciones y filtros.

 

 

Pese a ello suele ser habitual que los usuarios opten por el modo automático a la hora de realizar sus fotografías. Si bien es lo más cómodo y rápido, mi recomendación es que probéis a usar el modo profesional para obtener unos resultados mucho mas personales en vuestras imágenes.

Sensibilidad ISO

El primer parametro en el cual debemos prestar atención es la sensibilidad ISO. Este parámetro es el encargado de elegir cuanta luz recogerá el sensor de nuestro smartphone a la hora de hacer una fotografía.

A más luz en el ambiente, menor será la sensibilidad ISO que tenemos que seleccionar y viceversa.

modo profesional ISO

Pero ojo, aunque el aumento de la ISO nos puede ayudar a conseguir imágenes más luminosas en entornos donde no haya mucha iluminación, debemos de tener cuidado de no abusar  de esta característica para evitar la aparición de ruido en nuestras fotografías.

Para el tema de las escenas en movimiento, una ISO más alta nos ayudará a controlar el desenfoque y al contrario para escenas estáticas, en el que la sensibilidad deberá ser menor.

Velocidad de obturación

Al ajustar la velocidad de obturación le decimos al obturador cuánto tiempo tiene que permanecer abierto (en fracciones de segundo).

Para entender este concepto mejor, a una sensibilidad ISO mayor tiempo un recogiendo luz para poder compensar.

Podemos aprovechar la velocidad de obturación para fotografiar diferentes escenas en movimiento.

A velocidades de obturación más largas conseguimos desenfoque artístico (como esas que aparecen en las fotos con el tráfico en movimiento dejando una estela de luz).

Es recomendable para este tipo de fotografías utilizar un trípode, para evitar problemas con la estabilización que aún tienen muchos teléfonos móviles.

Balance de blancos

El balance de blancos,  se encarga de ajustar el brillo en los tres colores primarios conocidos como RGB (rojo, verde y azul). Por lo tanto, este parámetro ajusta la temperatura de color en función de las condiciones de lumínicas con las que contemos en el momento de realizar una escena con nuestra cámara.

Según estas condiciones tendremos que elegir una de las opciones de balance de blancos (automático, sol, sombra, interior, con luces artificiales o tungsteno) para conseguir unos u otros resultados.

¿Raw o JPG?

Para finalizar este artículo voy a solventar una de las típicas preguntas que soléis haceros. ¿RAW o JPG? El primero de estos formatos, RAW, guarda la imagen tal y como la ha capturado el sensor. Al contrario que JPG, que comprime la imagen con la consiguiente perdida de calidad.

Otra de la diferencias de estos dos formatos es que el formato RAW pilla mucho más espacio que el JPG.

Por tanto mi recomendación es que si contáis con la posibilidad de guardar en este formato (RAW), no lo dudéis, conseguiréis imágenes de una gran calidad y que a posteriori podréis editar sin perder detalles sobre la misma.

Espero que estos consejos os hayan sido de gran utilidad. Compartid la noticia y dejad alguna comentario en nuestras redes sociales. ¡Gracias!

 

Compartir en Redes SocialesShare on Facebook4Tweet about this on TwitterShare on Google+1Pin on Pinterest0